sábado, 26 de julio de 2008

Recuperando pedazos de nuestra Historia

Hemos querido dar comienzo a este Blog, con un tema de suma importancia para la cultura de nuestros pueblos, la recuperación de piezas arqueológicas llevadas ilegalmente de sus países de origen.

En estos últimos años, museos, universidades y Estados han empezado a devolver los tesoros culturales pero nadie sabe a ciencia cierta cuántas de estas piezas están ya perdidas.

Varias entidades de países latinoamericanos se han preocupado de este problema y a la fecha han logrado el retorno de muchas piezas arqueológicas a sus países. Piezas que significan un trozo de su pasado, de su historia y que duele verlas regadas por el mundo.

Podemos citar casos como el de Perú, que este año logró rescatar 412 piezas precolombinas devueltas por EEUU, y que ha iniciado más de 180 procesos legales en otros 12 países.

http://www.elpais.com/articulo/cultura/EE/UU/devuelve/Peru/412/piezas/precolombinas/elpepucul/20070614elpepucul_1/Tes


Ecuador esperaba a finales de mayo recuperar 336 piezas patrimoniales, mientras que el Ministerio Coordinador de Patrimonio Natural y Cultural repatriará más de mil quinientos elemento comercializados ilegalmente en países europeos.


El Salvador a través de su embajada en Whashington ha concluido exitosamente la recuperación de 42 valiosas piezas arqueológicas confiscadas en San Francisco por el Servicio de Aduanas.

México cuenta desde 1985 con un programa de Recuperación de Bienes Arqueológicos y Artísticos el cual ha logrado la devolución de un importante cargamento de textiles, vasijas, cerámicas y materiales orgánicos, la mayoría de este material fue sustraído de zonas fronterizas de México.

Relatos de este tipo suman y siguen, capitulo aparte merece el Secretario General del Consejo Superior de Antigüedades de Egipto, el Dr Zahi Hawass. Este arqueólogo es considerado el egiptólogo más importante del mundo y ha encabezado importantes iniciativas orientadas a la recuperación de especies que se encuentran en colecciones privadas y de importantes museos en distintas partes del planeta. Hawass a dicho, refiriéndose a la Piedra Rosetta en poder del Museo Británico: “Si los británicos desean que se los recuerde, si quieren restaurar su reputación, deberían ofrecerse a devolver la piedra, ya que es el ícono de nuestra identidad egipcia” Él también se ha encargado de echar abajo ciertas teorías que dicen que las pirámides fueron construidas por astronautas de la antigüedad y otras historias relativas sobre estas colosales estructuras.

La gran pérdida arqueológica para Egipto parece ser el busto de Nefertiti, musa del país que se encuentra en poder de un museo de Berlín que se niega a devolverlo pese a las gestiones de Hawass.

No somos arqueólogos de prestigio como Hawass, simplemente personas que deseamos recuperar parte de nuestra historia e idenidad contenida en esas piezas, después de todo, son nuestras.